lunes, 17 de septiembre de 2012

Hiato

Un hiato es la secuencia de dos vocales que no se pronuncian dentro de una misma sílaba, sino que forman parte de sílabas consecutivas. 
Ejemplos: te - a – tro, a – é – re – e, vi – gí – a, ve – o, sa – lí – as.
A efectos ortográficos, existen tres clases de hiatos, según el tipo de vocales que están en contacto:

a) Combinación de dos vocales iguales. Ejemplos: Saavedra, dehesa, chiita, campoo, duunviro
b) Vocal abierta + vocal abierta distintas. Ejemplos: caen, ahogo, teatro, meollo, héroe, coartada.
Aunque desde el punto de vista fonético el conjunto de dos vocales iguales o de dos vocales abiertas distintas se puede pronunciar como un diptongo más o menos consolidado, en lo que respecta a las reglas de acentuación gráfica siempre se trata de hiato.
c) Vocal abierta átona + vocal cerrada tónica o viceversa. 
Ejemplos: caímos, día, aúllan, púa, líe, reúnen.

Acentuación gráfica de los hitos formados por dos vocales iguales o por vocal abierta + vocal abierta

Las palabras que contienen este tipo de hiatos siguen las reglas generales de la acentuación gráfica de las palabra aguas, llanas y esdrújulas, tanto si alguna de las vocales es tónica como si ambas son átonas. Ejemplos en los que una de las dos vocales es tónicas: caótico, bacalao, aldea, Jaén, toalla, león, toalla, poeta, zoólogo, poseer. 
Ejemplos en los que las dos vocales son átonas: acreedor, traerán, coordinar, línea, acarreador, arbóreo.
Acentuación gráfica de los hiatos formados por vocal abierta átona + vocal cerrada tónica o vocal cerrada tónica + vocal abierta átona

Todas las palabras con este tipo de hiatos llevan tilde, independientemente de que lo exijan o no las reglas generales de la acentuación ortográfica. 
Ejemplos: país, caía, raíz, Caín, reír, increíble, reía, oír, heroína, baúl, ataúd, desvarío, día, píe, sonríe, mío, río, insinúan, acentúo, elegíaco.

La h intercalada entre vocales no implica que estas formen un hiato. Tampoco impide que el hiato con h intercalada lleve tilde si es preciso.
Ejemplos: vahído, ahínco, búho, rehúso, ahúman, vehículo, turbohélice.

Referencia:
- Culebra y Vives, Cecilia, (2004), Taller de ortografía y redacción básicas, CENIDET, México.

jueves, 13 de septiembre de 2012

Signos de puntuación: el punto y coma (;)

El punto y coma ( ; ) indica una pausa superior a la marcada por la coma e inferior a la señalada por el punto.


Se utiliza en estos casos:

1. Para separar los elementos de una enumeración cuando se trata de expresiones complejas que incluyen comas. Ejemplos:
a) La chaqueta es azul; los pantalones, grises; la camisa, cblanca; y el abrigo, negro.
b) El primer grupo, al taller de cerámica; el segundo, al taller de telares; el tercero, al taller de cestería.

2. Para separar proposiciones yuxtapuestas, especialmente cuando en estas se ha empleado la coma. Por ejemplo:

a) La muchacha, gozosa, corría hacia su casa; sus padres acababan de llegar.


b) Era necesario que el hospital permaneciese abierto toda la noche; hubo que establecer turnos.
3. En muchos de estos casos, se podría optar por separar los períodos con punto y seguido. La elección del punto y seguido o del punto y coma depende de la vinculación semántica que exista entre las oraciones o proposiciones. Si el vínculo es débil, se prefiere usar un punto y seguido; mientras que, si es más solido, es conveniente optar por el punto y coma.

4. También sería posible separar los mencionados períodos con dos puntos, puesto que casi siempre subyacen las mismas relaciones de causa-efecto, conclusión o resumen y de verificación o explicación expresadas en el apartado anterior, el uso de los dos puntos.
5. Se suele colocar punto y coma, en vez de coma, delante de conjunciones o locuciones conjuntivas como pero, mas y aunque, así como sin embargo, por tanto, por consiguiente, en fin, etc., cuando los períodos tienen cierta longitud y encabezan la proposición a la que afectan. por ejemplo:


a) Su discurso estuvo muy bien construido y fundamentado sobre sólidos principios; pero no consiguió convencer...


b) Los jugadores se entrenaron duramente durante todo el mes; sin embargo, los resultados...
6. Si los bloques no son muy largos, se prefiere la coma:


a) Vendrá, pero tarde


b) Lo hizo, aunque de mala gana.
7. Si los períodos tienen una longitud considerable, es mejor separarlos con punto y seguido:


a) Este verano, varios vecinos tienen previsto poner en venta sus respectivas viviendas. Por consiguiente, son previsibles numerosas visitas...
Referencia:
- Ortografía de la lengua española, R.A.E, Espasa Calpe, España.

Cómo crear un microcuento en 10 pasos



1. Un microcuento es una historia corta que no necesita más que unas pocas líneas para ser contada, y no el resumen de un cuento más largo.

2. Un microcuento no es una anécdota, ni una greguería, ni una ocurrencia. Como todos los relatos, el microcuento tiene planteamiento, nudo y desenlace y su objetivo es contar un cambio, cómo se resuelve el conflicto que se plantea en las primeras líneas.

3. Habitualmente el periodo de tiempo que se cuente será pequeño. Es decir, no transcurrirá mucho tiempo entre el principio y el final de la historia.

4. Conviene evitar la proliferación de personajes. Por lo general, para un microcuento tres personajes ya son multitud.

5. El microcuento suele suceder en un solo escenario, dos a lo sumo. Son raros los microcuentos con escenarios múltiples.

6. Para evitar alargarnos en la presentación y descripción de espacios y personajes, es aconsejable seleccionar bien los detalles con los que serán descritos. Un detalle bien elegido puede decirlo todo.

7. Un microcuento es, sobre todo, un ejercicio de precisión en el contar y en el uso del lenguaje. Es muy importante seleccionar drásticamente lo que se cuenta (y también lo que no se cuenta), y encontrar las palabras justas que lo cuenten mejor. Por esta razón, en un microcuento el título es esencial: no ha de ser superfluo, es bueno que entre a formar parte de la historia y, con una extensión mínima, ha de desvelar algo importante.

8. Pese a su reducida extensión y a lo mínimo del suceso que narran, los microcuentos suelen tener un significado de orden superior. Es decir cuentan algo muy pequeño, pero que tiene un significado muy grande.

9. Es muy conveniente evitar las descripciones abstractas, las explicaciones, los juicios de valor y nunca hay que tratar de convencer al lector de lo que tiene que sentir. Contar cuentos es pintar con palabras, dibujar las escenas ante los ojos del lector para que este pueda conmoverse (o no) con ellas.

10. Piensa distinto, no te conformes, huye de los tópicos. Uno no escribe (ni microcuentos ni nada) para contar lo que ya se ha dicho mil veces

Proyecto Parábola