martes, 7 de agosto de 2012

Vocales débiles y fuertes

Las vocales fuertes son a, e, o. Las débiles son i, u. Y se llaman así porque es más fuerte el sonido de las fuertes que el de las débiles. De hecho, usted puede pegar ahora mismo un grito con e y otro con u y su vecino vendrá a preguntarle por qué grito e. El grito con u no lo alcanzará a escuchar. Sin embargo, fuerte no significa que dentro de la palabra predomine. Por ejemplo, maní, millo, Ciro, Seúl... son palabras en las que hay una vocal fuerte y otra débil, pero en todas ellas predomina la débil.

¿Y no se llamaban abiertas y cerradadas? Sí. Sé siguen llamando abiertas las fuertes (a, e, o) y cerradas las débiles (i, u), porque para pronunciar una abierta usted abre más la boca y para pronunciar una cerrada, no propiamente la cierra, pero sí la abre menos. Por esto, la terminología de llamarlas cerradas no es muy precisa que digamos, y muchos gramáticos prefieren llamarlas semiabiertas. 

También se llaman vocales centrales (a, e, o), porque se pronuncian con la parte central de la boca, y extremas (i, u) porque se pronuncian con las partes extremas de la boca.

 
Referencia:
- Ávila, Fernando,  (1997) Español correcto, Ed. Norma, Colombia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario